Publicado el

Jeva de LeBron roba parte del show en pelea de Mayweather Vs. McGregor

La esposa de LeBron James atrajo tantas miradas como la pelea entre Floyd Mayweather y Conor McGregor

Savannah Brinson se robó parte de los flashes de la noche en el T-Mobile Arena de Las Vegas. La razón, en estas fotos

Además de Floyd Mayweather y Conor McGregor, la pelea de los mil millones de dólares tuvo un tercer protagonista: Savannah Brinson, más conocida, quizás, como la esposa de uno de los mejores jugadores de la NBA, LeBron James.

La bella mujer de 31 años se llevó todas las miradas durante la previa del combate, tanto de los presentes en el T-Mobile Arena como también en las redes sociales, por parte de los fanáticos que veían el evento desde sus casas.

hand in hand 😍

A post shared by James Family Fanpage (@teamjamesfamily) on

Fueron varios los famosos que acudieron a la prometedora velada, entre ellos, Leonardo Di Caprio, Jennifer Lopez, Demi Lovato y Mike Tyson. Sin embargo, fue Savannah Brinson la que llamó la atención del público, con un vestido muy particular. Su esposo, figura de los Cleveland Cavaliers, tampoco desentonó con el vestuario.

bodied that 😍 A post shared by James Family Fanpage (@teamjamesfamily) on

31 never looked so good 😍👑 #savannahjames #lebron

A post shared by James Family Fanpage (@teamjamesfamily) on

all these photos and I’m still not over how good they looked last night 😭 A post shared by James Family Fanpage (@teamjamesfamily) on

Además de ser madre de tres hijos (LeBron Jr., Bryce Maximum y Zhuri), junto a LeBron James, la voluptuosa morena también es una mujer de negocios, centrados en el diseño de muebles, en particular infantiles. La relación amorosa con la estrella de la NBA comenzó desde que estaban en la escuela secundaria y, en septiembre de 2013, se casaron en una ceremonia privada la cual se celebró en el Hotel Grand Del Mar.

wild 😭😭😂 #lebron #savannahjames

A post shared by James Family Fanpage (@teamjamesfamily) on

Publicado el

Golden State le da una pela a Cleveland

Golden State no tuvo piedad sobre Cleveland

Kevin Durant y Stephen Curry se encargaron de darle a los Warriors el primer triunfo en las Finales de la NBA

Kevin Durant encestó 38 puntos en su primera final con Golden State, Stephen Curry agregó 28 y los Warriors consiguieron su decimotercera victoria seguida en esta postemporada venciendo a los Cavaliers de Cleveland 113-91 en el primer partido. Con Durant a bordo, el comienzo de la tercera versión Cavs-Warriors fue un enfrentamiento disparejo cuando Golden State anotó los primeros 13 puntos del tercer cuarto para tomar una ventaja de 21 puntos que jamás perdieron.

“Yo creo que en el comienzo del juego estuvimos un poco ansiosos y fallamos algunas penetraciones. Ellos nos dieron algunos disparos abiertos. Pienso que tomamos el ritmo en el segundo cuarto”, dijo Durant tras el partido. Durant castigó a Cleveland con disparos de larga distancia, penetraciones en transición y donqueos. De hecho, él tuvo seis donqueos en la primera mitad para los Warriors, que ahora están 13-0 en esta postemporada, la mayor racha en la historia de la liga. Curry ayudó a Durant con 28 puntos, incluidos seis triples, y diez asistencias. Golden State otorgó 31 asistencias y apenas perdió cuatro balones. LeBron James agregó 28 puntos y tomó 15 rebotes para los Cavaliers, pero terminó con ocho balones perdidos de los 20 que botó su equipo. Kyrie Irving, quien anotó el triple decisivo en la cara de Curry en junio pasado para darle a Cleveland su primer título en un deporte profesional en 52 años, tuvo 24 tantos en 35 minutos, mientras que Kevin Love hizo 15 puntos y tomó 21 rebotes. Tristan Thompson, quien es señalado como un factor X en la serie, se fue sin anotar y tomó cuatro rebotes. Los equipos en los que ha estado James tienen marca de 1-7 en el primer partido de la final. Los equipos que han ganado este primer juego han ganado la corona en el 70% de las veces. Tercera derrota para Cleveland Cleveland ha caído derrotado por tercera vez seguida en la apertura de la serie final, aunque ellos se las arreglaron con tres victorias seguidas para coronarse la temporada pasada. El segundo partido de la final se celebrará este domingo (8:00 p.m.) en el Oracle Arena, que acogió una afición que selló esa instalación. Como equipo los Warriors tuvieron un 43 por ciento (45-106) de acierto en los tiros de campo y el 36 (12-33) de triples, comparados al 35 (30-86) y 36 (11-31), respectivamente, de los Cavaliers, que ganaron el duelo bajo los aros al capturar 59 rebotes por 50 de Golden State. Los Warriors fueron dirigidos por Mike Brown, quien sustituye al titular Steve Kerr desde comienzo de la postemporada.
Publicado el

Por qué la NBA gastó más de USD 2.000 millones en salarios en sólo cuatro días

El mercado de pases de la NBA está en llamas. La abundancia de dinero de esta temporada queda expuesta en cada nuevo contrato. Los jugadores exprimen al máximo a las franquicias, y sus vínculos se firman en cifras astronómicas. En cuatro días, se alcanzaron los 2.700 millones de dólares.

La temporada 2016/17 significa la entrada en vigencia de los nuevos contratos televisivos, acordados en 2014 con Disney (que acapara accionariado de ESPN y ABC) y Turner (TNT), que le proporcionaran a la liga una inyección económica de 24.000 millones de dólares hasta 2024.

En consecuencia, los directivos de la NBA han decidido subir el tope salarial, de 70 a 94 millones de dólares, pero con exenciones que permiten no pagar impuesto de lujo hasta los 113 millones de dólares.

De 54 contratos firmados, seis ya superaron la barrera de los 100 millones en sus nuevos vínculos: Mike Conley, que firmó por 153 millones en Memphis;DeMar DeRozan, por 139 millones en Toronto; Andre Drummond, por 130 millones en Detroit; Bradley Beal, por 128 millones en Washington; Nicolás Batum, por 120 millones en Charlotte. Todas renovaciones por cinco años. El sexto es Al Hoford, que pasó de Atlanta a Boston por 113 millones a cobrar en cuatro temporadas.

sc

Hay jugadores que no han asistido al Juego de las Estrellas y cobrarán mucho más dinero que Stephen Curry, una de las máximas estrellas de la liga, que tiene contrato vigente por 12 millones de dólares al año.

Lo llamativo es que todavía no sellaron sus vínculos las principales figuras, como LeBron James, Dwyane Wade o Dirk Nowitzki, de quienes se espera que suban la vara aún más.

Publicado el

Video: La tremenda pela de Cleveland a Golden State

CLEVELAND – El Juego 3 de las Finales de la NBA entre Cleveland Cavaliers y Golden State Warriors se antojaba primordial. Una derrota de los Cavs les dejaba casi desahuciados del título por segundo año al hilo, mientras que un triunfo le mantenía con vida, con oxígeno y con una moral dañada hasta el momento.

Se cumplió la segunda premisa y los locales no tuvieron piedad de unos Warriors irreconocibles para dejar la serie 1-2. Los californianos estuvieron a años luz del plantel que había ganado los siete últimos encuentros ante LeBron James y compañía (tres de ellos como visitantes) desde las Finales de 2015 hasta este momento, la distancia fue máxima con respecto a ese grupo que había limitado a los Cavs a menos de 100 puntos en todos y cada uno de esos partidos. Todo eso se perdió en una batalla en la que el ‘Rey’ lo fue más que nunca en esta serie (32 puntos, 11 rebotes y seis asistencias) y donde Kyrie Irving (30 puntos, ocho asistencias y cuatro rebotes) despertó de un letargo de dos partidos.

La ausencia de Kevin Love pareció dar un extra de motivación –si cabe- para que solventaran una empresa en la que Stephen Curry (19 puntos con 6-de-13 en tiros de campo, 3-de-9 en triples y cuatro faltas personales) y Klay Thompson (10 puntos con 3-de-13 en tiros de campo y 1-de-7 en triples) volvieron a estar fuera de juego. Las pérdidas de balón de los Warriors (17 en las que cedieron 32 puntos), sucumbir a la intensidad defensiva de los Cavaliers, la incapacidad para aprovechar las segundas oportunidades (21-3 en contra), su blandura en la pintura (48-32), su inaudita falta de efectividad más allá del arco y su falta de coraje desmejoró la imagen que habían logrado durante los dos primeros encuentros de la serie. El primer periodo de los Cavs fue inmenso y colocó la primera piedra para construir el triunfo. La intensidad fue la apropiada y defensivamente eclipsaron de manera absoluta a unos Warriors aturdidos. Menos de 12 minutos le valieron a los locales para alcanzar una ventaja de 20 puntos. Defensivamente fueron impenetrables. El perímetro quedó sellado a cal y canto (1-de-10) con ayudas exteriores y dobles marcas sobre un Curry indispuesto. El armador acumuló dos faltas personales y su homólogo, Irving abrió los ojos para anotar más puntos que en el Juego 2 (10). Solo en el primer cuarto llegó a las 16 unidades, las mismas que lograron los Warriors. 12 de esos puntos llegaron tras lanzamientos después de driblar a sus rivales. Los californianos, por su parte alcanzaron el peor primer cuarto de la postemporada.

Tras un primer periodo en que Irving y James combinaron 24 puntos con un balance de 11-de-13 en efectividad, antes del descanso no pudieron superar las seis unidades (2-de-17). Con Curry sentado durante la mayor parte del segundo periodo, fue la segunda unidad la que tuvo que sacar petróleo para reducir la ventaja de manera temporal. Tristan Thompson (14 puntos y 13 rebotes) se mostró imponente en la pintura gracias a sus siete rebotes ofensivos. Harrison Barnes y Thompson trataron de mantener la nave a flote, pero el dominio de unos locales ansiosos por reducir distancias en la serie con Irving y LeBron como los directores de orquesta fue demasiado para unos Warriors contra las cuerdas. Curry anotó sus primeras dos unidades a falta de cuatro minutos para el intermedio. En los dos primeros periodos, los Cavs alcanzaron 21 puntos tras 10 pérdidas de balón de los visitantes.

El tercer cuarto comenzó después de que los californianos redujeran la ventaja a ocho puntos, sin embargo, los Cavaliers salieron de lo más conectados otra vez. Curry jugó todo el cuarto y trató de minimizar su falta de acierto de la primera mitad con 13 puntos. Los Warriors seguían dependiendo en demasía de la banca, cuya labor tuvo un impacto más que positivo, aunque el quinteto titular de los Cavaliers no dieron opción alguna a sus rivales después de cerrar los terceros 12 minutos con un 75.0 por ciento de efectividad (15-de-20), cifra con la que empataron su mejor balance en un cuarto esta temporada. LeBron puso varias guindas al pastel, mención especial al ‘alley oop’ a pase de Irving tras perder el equilibrio, recuperarlo y machacar el aro en suspensión.

Con una diferencia de 20 puntos a favor de Cleveland inició el periodo final. Los Cavs ya tenían todo a favor para acabar de rematar a unos Warriors incrédulos con la imagen que mostraron. El partido mostró la fragilidad de un plantel que había sido infinitamente superior no solo durante esta serie, sino en la temporada regular y los tres últimos juegos de las Finales de 2015. Los Cavs salvaron los muebles a lo grande y fuerzan trasladar la eliminatoria a Oakland de cara al Juego 5. Aún deberían lograr un mínimo de tres victorias más para que este triunfo se convierta en el giro de tuerca que necesitaban.

Fuente ESPN Deportes