Publicado el

Video – ARod en el ‘Libro Guinness de los récords’

Alex Rodríguez habla de su carrera en el béisbol y de estar en el libro Guinness World Records 2018 en tres récords diferentes.

Los récords son: 1. La mayor cantidad de grand slams en una carrera de las Grandes Ligas, con un total de 25 cuadrangulares. 2. La persona más joven en lograr 500 cuadrangulares en una carrera de las Grandes Ligas a sus 32 años y 8 días. 3. Conectar la mayor cantidad de cuadrangulares en una temporada de Grandes Ligas por un tercera base (54).

Publicado el

Video: A-Rod reparte efectivo en Beverly Hills, para camisetas de fútbol

Alex Rodríguez, quien hizo más o menos US$480 millones durante su carrera MLB, sacó un fajo de billetes en Beverly Hills el jueves para ayudar a un niño que dijo que estaba recaudando dinero para camisetas de fútbol.

A-Rod se iba de Wally’s Wine and Spirits cuando el niño se acercó hasta la estrella de béisbol e hizo su lanzamiento.

Entonces, ¿cuánto Alex desembolsó?

Paramos el vídeo y le dimos zoom… parece que le dio 6 dólares.

Ey!, mejor que nada.

Publicado el

Así fue la despedida de Alex Rodriguez

A-Rod tiene su despedida y se va en paz con el Universo Yankee

Tras jugar su último partido con Nueva York, Alex Rodríguezse va en paz con el Universo Yankee. Al menos esa es la imagen que dejaron los acontecimientos de un largo y caluroso último capítulo de la historia de A-Rod en el uniforme rayado.

”Estoy muy agradecido, muy feliz y estoy en paz”, dijo Rodríguez a ESPN Digital después de conectar un doble y contribuir con la victoria de los Yankees de Nueva York 6-3 sobre Rays de Tampa Bay ante 46,459 aficionados, que llenaron el Yankee Stadium por apenas octava vez en 57 encuentros, pese a que Nueva York registró su día más caluroso del año.

Rodríguez se fue de 4-1 y terminó bateando .200 con nueve jonrones y 31 impulsadas en el 2016. En 22 temporadas batea .295 con 696 cuadrangulares y 2,085 impulsadas con Marineros de Seattle, Rangers de Texas y Yankees. En Nueva York ganó dos de sus tres premios de Jugador Más Valioso y pegó 351 jonrones.

”Fue una noche mágica que nunca olvidaré. Una que superó mis expectativas”, dijo Rodríguez, quien básicamente renovó sus votos con la directiva, los aficionados y el manager de los Yankees en sus últimas 12 horas en el roster del conjunto.

Rodríguez y los Yankees anunciaron el domingo que habían acordado que el viernes terminaría la carrera del pelotero con los Yankees, para pasar a ser una especie de asesor y justificar el año que aún le queda pendiente a su contrato. En ese momento no se dijo que habría una ceremonia de agradecimiento o algo por el estilo.

Los siguientes días fueron de tensión debido a que el manager Joe Girardi faltó a su promesa del domingo de jugarlo casi a diario en su potencial última semana en las ligas mayores. No exactamente el final que se esperaba para un 14 veces todos estrellas que cuenta con un rosario de estadísticas de altos kilates.

Antes del juego, la familia Steinbrenner, los dueños mayoritarios del club, le rindieron un homenaje en el terreno. En la segunda entrada bateó un doblete que remolcó una carrera para quebrar un slump de 11-0. En el noveno inning, el manager Joe Girardi, con quien tuvo una tensa relación en los últimos días, lo mandó a jugar defensa en tercera base y después de un out, lo removió para permitirle al público despedirlo adecuadamente.

Los aficionados, que no siempre lo han tenido como uno de sus favoritos, principalmente por los episodios de admisión de uso de sustancias y la suspensión de 162 juegos del 2014, estuvieron a sus pies desde que salió al campo para ejercitarse un par de horas antes del juego.

La mayoría de ellos llegó al área del edificio cinco horas antes del juego, cuando la sensación térmica marcaba por encima de los 100 grados F.

”Es un día muy especial, el equipo jugó bien, la fanaticada me enseñó algo que nunca olvidaré y los Steinbrenner, lo que me hicieron antes del juego, fue muy especial”, dijo Rodríguez.

”Aquí estaban mi mamá, mis hijas, mi familia, mis amigos. Después de todas las cosas que he pasado en los últimos años, y tener una noche como hoy y poder terminar mi carrera de esa manera, es algo que siempre agradeceré”, dijo el pelotero.

Rodríguez comentó que durmió bien por primera vez en una semana, manejó por la avenida Brodway al estadio como ha hecho por 13 años y disfrutó la rutina más que nunca.

Llegó al parque y realizó ejercicios ligeros de calentamiento, atendió a los medios en una conferencia televisada a las 4 de la tarde, cumplió con algunas entrevistas programadas con la televisión del equipo, realizó prácticas de bateo, acudió a una ceremonia de despedida –boicoteada por una mini tormenta–, jugó un partido de béisbol, hizo tres entrevistas finales en el campo y luego fue a una segunda conferencia.

”En realidad, nunca planeas este día, pero aquí está. Y espero disfrutarlo. Sé que voy a saborear cada momento, cada turno al bate”, dijo Rodríguez antes del juego.

”Cuando empiezas a jugar siendo un niño, nunca piensas sobre el final. No fue hasta que Hal [Steinbrenner, el socio mayoritario de los Yankees] y yo nos sentamos el pasado miércoles que pensé que podría ser una realidad. A menudo he dicho que el béisbol tiene una manera divertida para tocarte el hombro cuando menos te lo esperas y te dice que es el final”, dijo.

”Estoy en paz, estoy realmente emocionado. Este es un día feliz para mí y para mi familia” dijo.

Rodríguez dijo que seguirá pendiente de los Yankees, viendo los juegos por televisión, pero que es poco probable que vea el del sábado.

”Si me despierto a tiempo veré el partido de mañana. Sin embargo, es posible que tenga un par de tragos esta noche, así que puede que no despierte a tiempo para ver el juego. Pero definitivamente voy a ver el partido del domingo”, dijo.

Publicado el

Llega el fin de la era de A-Rod con los Yankees

Lagrimas de A-Rod

Alex Rodríguez anunció que jugará el último partido de su carrera en el béisbol profesional el próximo viernes, 12 de agosto en Yankee Stadium

El futuro de Alex Rodríguez con los Yankees de Nueva York fue definido la mañana del domingo en el último episodio de la saga del controversial bateador designado en el Bronx.

En una inesperada rueda de prensa, Rodríguez anunció que jugará el último partido de su carrera en el béisbol profesional el próximo viernes, 12 de agosto en Yankee Stadium.

“Creo que todavía puedo jugar y que podría jugar otro partido, pero no estuvo en las cartas; fue la decisión de los Yankees y estoy en paz con ello”, dijo Rodríguez. “Me siento honrado de tener la oportunidad de ayudar a forjar la próxima generación de Yankees, lo cual es un rol que he disfrutado toda mi carrera. Esta será una nueva forma de mantenerme involucrado con la franquicia”.

Rodríguez será agente libre sin restricciones después de ese último partido con los Yankees y se anticipa que regresará la próxima primavera como instructor.

“Fue una idea de Hal [Steinbrenner, socio mayoritario del equipo] y le doy crédito por creer en mí y tener fe en mí”, explicó Rodríguez. “Todo el mundo quiere hablar del béisbol como un juego de números, pero una de las cosas que estoy más orgulloso es de haber forjado buenas relaciones en todos los niveles. Tener la oportunidad de mantenerme involucrado con los Yankees es algo que apreciaré para siempre”.

En cuanto a reportes que un ultimátum de los Yankees fue lo que lo forzó a tomar la decisión de retirarse, Rodríguez enfatizó que acató la decisión del equipo.

Los Yankees despojaron por completo a Rodríguez de su rol de bateador designado titular esta temporada 2016 por su pésimo desempeño ofensivo.

Esta temporada, Rodríguez ha registrado un promedio de .204 con 9 jonrones, 29 carreras impulsadas, slugging de .356 y .OPS de .609 en 62 partidos, los peores números en su carrera desde sus primeros dos años en Grandes Ligas con los Marineros de Seattle (1994-1995).

“Las últimas cuatro semanas no han sido nada divertidas. Ha sido muy doloroso y embarazoso estar sentado en el banco, así que desde ese punto de vista estoy contento que hayamos arribado a una solución”, dijo. “La gerencia me garantizó unos cuantos turnos al bate el viernes, y no hemos hablado sobre si jugaré en Boston, pero estoy muy emocionado porque llegue el viernes”.

“Fue una decisión que los Yankees hicieron, y ahora voy a cambiar de batear jonrones a ayudar a los próximos prospectos de los Yankees a batear jonrones en el futuro y traer la bandera de campeonato de vuelta a Nueva York”, agregó.

Entre sus numerosos laureles, el tres veces Jugador Más Valioso cuenta con 3,114 hits, un anillo de Serie Mundial, 14 nombramientos al Juego de Estrellas, 10 bates de plata, dos guantes de oro, un promedio de bateo de .295 de por vida y, con mucha menos fanfarria, una inédita suspensión de 162 partidos por uso de sustancias para mejorar el rendimiento.

Pero ahora a sus 41 años de edad, los Yankees ya no tienen ninguna utilidad para el toletero después de comenzar el proceso de reconstrucción del equipo, que canjeó a sus mejores peloteros antes de la fecha límite de cambio, además de anunciarse el inminente retiro del inicialista Mark Teixeira.

Rodríguez no ha jugado en los últimos cuatro partidos del equipo y cuenta con sólo dos imparables en sus últimos 28 turnos al plato.

Su última aparición con el uniforme rayado fue como bateador emergente el pasado martes, 2 de agosto durante la “Subway Series”, donde conectó un elevado al jardín derecho que resultó ser el último out del juego en la derrota ante los Mets de Nueva York.

El toletero de raíces dominicanas es sólo el segundo jugador en la legendaria historia de los Yankees en conectar 3,000 hits, y sólo el tercer bateador en la historia en lograrlo habiendo registrado también 600 cuadrangulares, únicamente hecho anteriormente por los inmortales Willie Mays y Hank Aaron.

Rodríguez ha conectado 696 jonrones de por vida, y continúa estando a sólo cuatro de unirse a Barry Bonds (762), Aaron (755) y Babe Ruth (714) como sólo el cuarto pelotero en la historia en sumar 700.

“Me hubiera divertido mucho tratando de alcanzar esos hitos, y hubiera sido algo muy divertido para compartirlo con los fans, pero esa no fue la mano que me tocó”, dijo A-Rod con relación a no tener la oportunidad de llegar a los 700 jonrones con los Yankees. “Estoy en paz con la decisión de la organización”.

El gerente general Brian Cashman afirmó que los Yankees pagarán el resto del salario que se le adeuda a Rodríguez, a quien le quedaba una temporada más en su histórico contrato de 10 años y $275 millones con los Yankees. A Rodríguez, quien perdió $21 millones de salario durante su año de suspensión en 2014, se le adeudan $21 millones en 2017.