Publicado el

Cómo mantener la atención de tus clientes

woman-hand-desk-office_22

A continuación, tres consejos para aplicarlos desde ya.

 

El mercado de consumo está saturado de productos, marcas y negocios que ocupan espacio y atención de millones de consumidores cada día. Ya sea a través de las redes sociales, vallas publicitarias, publicidad en línea, comerciales de televisión o anuncios de radio, los clientes experimentan miles de mensajes publicitarios cada día. Teniendo esto en cuenta, ¿cómo puedes posicionar una marca en la mente del consumidor?

El escritor Simon Sinek, dijo una vez: “No me importa qué tan bueno sea su producto. No me importa qué tan bueno sea su marketing. No me importa qué tan bueno sea su diseño. Si no entiende a la gente, no entiendes el negocio.”

Para mantenerse en la mente de los consumidores es importante captar su atención. De hecho, una investigación realizada por la Universidad de Chicago demuestra que los consumidores que reconocen una marca tienen más posibilidades de escogerla por encima de otras opciones menos conocidas.

Sin embargo, incluso para aquellas empresas que dicen tener una competencia limitada mantenerse en la mente de sus clientes es complicado.

En busca de solucionar esto, la empresa de experiencias corporativas Imagic Group utiliza la magia y el asombro como herramientas estratégicas de comunicación, creando experiencias únicas en eventos corporativos, conferencias y talleres, aprovechando el factor sorpresa para captar la atención de la audiencia.

“Ahora las empresas tienen el reto de crear nuevas formas de llegar a sus audiencias, generar ese asombro al transmitir su mensaje y dejar una marca en el corazón de sus clientes, empleados o aliados”, explicó Víctor Castañeda, director general de la empresa de experiencias corporativas Imagic Group.

En un esfuerzo por ayudar a su empresa única a captar la atención de los clientes en un mercado de consumidores abarrotado, tenga en cuenta estos tres consejos:

1. Crea experiencias originales y llamativas

Las experiencias son una forma poderosa de hacer que el público experimente los valores de la marca. Ayuda a crear una conexión emocional importante, lo que ayuda a que el mensaje de la marca sea más claro y vívido. De ahí la importancia de diseñar experiencias que vayan de acuerdo a los intereses de comunicación de la marca.

Estas experiencias deben ser llamativas y crear una sensación de “asombro” o “sorpresa” a quien la viva. Las situaciones que generan esta sensación en general se recuerdan como agradables, además de que favorece a los procesos de atención, las conductas de exploración y el interés o curiosidad por situaciones novedosas, que en este caso, son el producto o servicio que ofrece la empresa.

2. Conoce a tus clientes

Las empresas de todos los tamaños pueden asumir la responsabilidad de no conocer lo suficiente a sus clientes. Después de todo, los clientes cambian con el tiempo. Algunos se alejan y otros dejan de visitar su negocio debido a un cambio en su estilo de vida, entre otros motivos.

La lista del por qué cambian los clientes es interminable, por lo que es importante que sea una prioridad mantenerse actualizado sobre quiénes son sus clientes, cómo pueden haber cambiado sus necesidades y las formas en las que te puedes acercar.

Conocer bien a tus clientes, su estilo de vida y necesidades te ayudará a construir mejores mensajes, diseñados específicamente como el tipo de contenido que consumen.

3. Realiza un evento para llamar la atención de tus clientes

Sin importar el tipo de negocio que manejes, realizar un evento es una excelente forma de llamar la atención de los clientes potenciales. Durante el evento, los clientes pueden experimentar la marca y conocer de primera mano a las personas detrás de la misma.

Recuerda que el objetivo principal de tu evento debe ser captar la atención de los asistentes, impresionarlos, sorprenderlos y movilizarlos, y como existen muchos recursos para lograrlo, es recomendable salir de lo común e innovar al realizar el evento.

“Se trata de aprovechar los recursos creativos, enfocarse siempre en la audiencia y en el mensaje que quieras transmitir”, explicó Víctor Castañeda. Y apuntó: “Tienes que emocionar a tu audiencia, por ejemplo puedes entrenar a tus empleados con una experiencia inmersiva o ‘desaparecer’ a la competencia con un acto de magia”.

Deja un comentario aqui debajo