Se conoció de la existencia de un texto, en el cual “Chespirito” cuenta detalles desconocidos de la serie , entre ellos la triste historia de cómo el “El Chavo” llegó a la vecindad, y su verdadero origen

 

“El diario de El Chavo” revela los secretos más profundos, como su verdadero nombre: Rodolfo Pietro Filiberto Raffaelo Guglielmi. En el mismo cuenta que no tuvo relación con su padre, pero sí con su madre, que lo dejaba en una guardería mientras trabajaba. Un día no volvió a buscarlo y fue derivado a un orfanato, del cual se escapó años después.

Su vida cambió rotundamente cuando una anciana lo llevó a la vecindad, donde había otros niños. Allí vivió muchas aventuras con sus amiguitos pero nunca dejó de ser pobre.