Publicado el

Proyecto dominicano participa en Hackathon de Microsoft

hkcgc0nde6cl3uv6tmruzufdmtcu27x-xlarge

Cuatro profesionales pertenecientes al Poverty Action Lab (J-PAL), un centro de investigación sin fines de lucro que a través de sus evaluaciones de impacto a programas sociales genera evidencia científica que busca reducir la pobreza, participaron de la Oneweek Hackathon de Microsoft New England en Boston, Estados Unidos, con un proyecto de investigación que se está implementando en República Dominicana.

El profesor Christopher Neilson (Ph.D., Universidad de Princeton), la ingeniera Olivia Bordeu, el ingeniero Hernán Barahona (Universidad de Stanford) y la economista Fabiola Alba (Universidad de Princeton), fueron los representantes del proyecto, titulado “Aprendiendo el Valor de la Educación en República Dominicana” (AVE-RD), y cuyo objetivo es disminuir las tasas de deserción escolar en el país. Durante la investigación –que ha abarcado casi tres años- se han recolectado datos de más de 400 escuelas de República Dominicana y se han encuestado a casi 80 mil niños.

La Hackathon reúne anualmente a los profesionales que trabajan en Microsoft, en su mayoría estudiantes de doctorado de diversas áreas como Informática, Ingeniería y Economía, con la intención de resolver problemas computacionales o de datos de iniciativas con valor social. Así, el proyecto AVE-RD fue considerado como uno de los casos a estudiar, ya que adicionalmente a los datos recolectados por el proyecto mismo, los cuatro miembros del equipo de AVE-RD llegaron con una gran cantidad de datos administrativos bajo el brazo, para que los expertos los ayudaran a crear una herramienta que pudiera predecir la deserción escolar en el país.

Con todos estos datos como insumo, los expertos de la gigante tecnológica pusieron todos sus conocimientos en sistemas de machine learning al servicio del proyecto dominicano. Los datos fueron limpiados, ordenados de manera fidedigna, y tras dos días de arduo trabajo, se logró desarrollar un algoritmo efectivo.

La solución a la que se llegó permite que la predicción sea realizada sólo con datos administrativos, ya que de esta forma es fácilmente escalable y replicable para el gobierno y/o organizaciones de ayuda humanitaria. Los datos utilizados incluyen el último censo, los resultados de las pruebas estandarizadas de los alumnos, información del colegio y otros aspectos en el cálculo. De esta manera, los esfuerzos del equipo dominicano del Poverty Action Lab y de los expertos de Microsoft dieron frutos creándose una herramienta capaz de predecir, con un 70% de seguridad, la probabilidad de un alumno dominicano de abandonar sus estudios.

Así, el Ministerio de Educación del país (quien está implementando el proyecto AVE-RD) y otras ONGs –como USAID- podrán focalizar de mejor manera los recursos con los que cuentan para así apoyar a los jóvenes con más alto riesgo de abandonar sus estudios, fomentándolos a que continúen asistiendo a sus respectivas escuelas.

El proyecto AVE-RD se está llevando a cabo gracias al trabajo del Instituto Dominicano de Evaluación e Investigación de la Calidad Educativa (IDEICE) y al fondo internacional USAID.