La estrella de los Cavaliers de Cleveland, LeBron James, llegó a eso de las 11:00 de la mañana de hoy, miércoles al Quicken Loans Arena acompañado de sus hijos para lo que será el desfile de los ahora campeones de la NBA.

LeBron lucía pantalones cortos, igual que los niños y calzado deportivo, además de gafas y gorras.

El gran desfile en Cleveland no será la última celebración de James y su título con los Cavaliers. Este será honrado en su ciudad natal de Akron el jueves con una manifestación de toda la comunidad.

James ha tenido un impacto importante con los niños en su ciudad natal y el año pasado su fundación estableció una beca que cubrirá la matrícula para los estudiantes de la ciudad que se inscriban en la Universidad de Akron y mantengan buenas calificaciones.crop_ad9cbb00-f89f-4685-ba36-962135f35a9e_4

A eso de las 10:45 a.m., el panorama lucía algo complicado, pues se supo a través de una estación de televisión de Cleveland que algunos vuelos se habían retrasado en el aeropuerto internacional Cleveland debido a problemas de tráfico, ya que miles de aficionados que planean asistir al desfile de la victoria de Cleveland Cavaliers y la celebración fueron al aeropuerto para coger los trenes hacia el centro.

También hay informes de largas esperas para los trenes en Hopkins.

Ya en la zona, la policía trabajaba para manejar la multitud cerca de centro comercial B, el área al aire libre donde se llevará a cabo el postdesfile de campeonato.

Autos se atascaban en las intersecciones a lo largo de la Avenida Lakeside cuando parte del público derribó barreras y detuvo el tráfico en el centro de Cleveland.

Para completar, gran parte de Cleveland se encuentra en construcción, preparándose para acoger la Convención Nacional Republicana el próximo mes.

Los Cavaliers de Cleveland celebrarán en grande hoy cuando harán la tradicional parada por las calles de la ciudad, esto luego de ganar el campeonato de la NBA ante los Warriors de Golden State.

A eso de las 9:45 a.m., cientos de aficionados de todas las edades se alineaban en el centro de Cleveland, para recibir a sus campeones, liderados por el Jugador Más Valioso de la Serie final, LeBron James.

Bares en todo el centro ya estaban repletos desde las 9 de la mañana y las filas en las cafeterías ya eran bastante largas.  En tanto, las áreas abiertas accesibles al público en todo el circuito de rally estaban abarrotadas de gente.

Autos convertibles de lujo permanecían aparcados en filas cerca del Progressive Field, que esperaban para transportar a los héroes y conquistadores. LeBron James y Kyrie Irving utilizarán Rolls-Royce para el recorrido.

Cientos de miles de aficionados, llegaron el día antes para poder tomar el mejor lugar en el momento de la llegada de los Cavs, quienes lograron poner fin a la sequía de 52 años sin campeonatos de la ciudad.