Esta búsqueda se realizó mientras el cantante se encontraba en Las Vegas.

La tenencia de muchas de estas imágenes y videos se ve reflejada en varios documentos judiciales que datan de esa fecha. La macabra colección fue reportada después de que un chico denunció que había sido víctima de abusos sexuales en numerosas ocasiones a manos del rey del pop.

Se reporta que en el dormitorio y el baño de Jackson se encontraron al rededor de siete colecciones de fotografías pornográficas de jóvenes adolescentes y menores de edad. Además, los informes apuntan a la existencia de imágenes de sacrificios de animales.

“Tenía imágenes repugnantes y francamente impactantes de tortura de niños, adultos y niños desnudos y de sadomasoquismo”, apunta un investigador del caso.

Para suprimir la sensibilidad de los niños
“Los documentos revelan a Jackson como un depredador manipulador y loco por las drogas y el sexo que utiliza la sangre, imágenes sexualmente explícitas de sacrificios de animales y perversos actos sexuales adultos para someter a los niños a su voluntad”, añade el mismo investigador.

Ron Zonen, ayudante del fiscal de distrito de Santa Bárbara, ha indicado que “una gran parte de ese material se utilizó para suprimir la sensibilidad de los niños”.

“Jackson reconoció haber puesto a un niño tras otro en su cama durante largos periodos de tiempo (…) Identificamos a cinco chicos que alegaron abusos sexuales. Para mí no hay duda de que Michael era culpable de haber abusado de menores”, indica.

Luego del registro de la propiedad del astro musical, la justicia emitió una orden de arresto contra el cantante. Más tarde, Jackson se entregó voluntariamente a la policía luego de volver de Las Vegas.

El cantante fue absuelto en última instancia en 2005 después de haber sido acusado de siete cargos de abuso de menores y de dos cargos vinculados con el suministro de un producto tóxico a un menor de 14 años.

Fuente: Fuego a la lata.